Imprimir
ARIELPARALISIS EN ANIMALES DOMESTICOS
Y TERAPIA NEURAL
Ariel Suárez
Médico Veterinario. Argentina – Patagonia

-- Congreso Internacional de Terapia Neural Sitges (Barcelona) 2012 --


Volver

Re
sumen:

Realicé tratamientos en distintas especies de animales en casos de diversas parálisis, utilizando procaína al 1% sobre la zona afectada. Los pacientes mostraron una mejoría gradual evidenciándose luego de las primeras infiltraciones. El número de sesiones fue como mínimo cada dos días y como máximo cada quince días. La duración de los tratamientos fue de quince días a cuatro meses. No se registraron complicaciones.

Summary:

I have treated different animal species suffering from several kinds of paralysis by applying 1% procaine on the affected area. The patients evidenced a gradual improvement as a result of the first infiltrations.
The frequency of the sessions varied, being the most frequent; every two days and the least frequent; every fifteen days. The duration of the treatments ranged from fifteen days to four months. No complications were registered.

Introducción:
Las parálisis en nuestros animales domésticos son una causa frecuente de consulta. La mayoría de los casos relacionados a causas traumáticas; atropellamientos por vehículos, lesiones ocasionadas por otro animal (mordeduras), distocias e inmovilización accidental (alambrados). El daño al sistema nervioso ocasiona la parálisis siendo el signo más evidente la falta de movilidad de el o los miembros. Al examen clínico se evidencia la ausencia  o disminución de la sensibilidad del área afectada. Estos casos no evolucionan por si solos y la terapia tradicional no funciona.

Desarrollo:
 Caso 1: Hembra bovina adulta. Este animal presentó una distocia de aproximadamente 24 horas. Se le extrajo el ternero estando ya en decúbito. La compresión en el canal del parto le afectó el nervio obturador, causándole una parálisis de los miembros posteriores. Se le realizaron infiltraciones cada 24 horas, luego cada 48 horas. Al sexto día el animal se mantuvo en pie, con un miembro en semi flexión. Al octavo día se desplazó con normalidad.
foto1_suarez foto2_suarez

Caso 2: Hembra ovina adulta. Comenzó a mostrar dificultad para desplazarse, agravándose hasta presentar una parálisis total del tren posterior. Se le realizaron infiltraciones cada 48 horas evidenciándose una  mejoría a la semana de iniciado el tratamiento, pero continuaba cayéndose al intentar huir. Se continúo el tratamiento espaciando más las sesiones. A los veinte días se desplazó con total normalidad.
foto3_suarez foto4_suarez

Caso 3: Hembra canina de dos años. Parálisis del tren posterior a consecuencia de haber sido embestida por un auto. Se comenzó con el tratamiento cuatro meses después del accidente. Las placas radiográficas no mostraron alteraciones. Al principio se le realizaron infiltraciones semanales durante un mes, posteriormente cada quince días. Al cabo de tres meses pudo caminar.
foto5_suarez foto6_suarez

Caso 4: Macho canino de tres meses. Parálisis del tren posterior a consecuencia del ataque provocado por otro perro. Las radiografías mostraron una fractura de vértebra lumbar. Se comenzó el tratamiento con infiltraciones semanales. La mejoría fue rápida incorporándose luego de la segunda infiltración, quedándole cierta dificultad al desplazarse.

Caso 5: Macho equino adulto. Presentaba una herida no cicatrizada en el miembro posterior izquierdo desde hacía ocho meses, conjuntamente con un arpeo. La sensibilidad en la herida y zona adyacente era nula. Se comenzó con infiltraciones semanales, posteriormente quincenales y luego mensuales. El arpeo dejó de manifestarse en un mes y medio. La herida cicatrizó totalmente en cuatro meses.
foto8_suarez foto9_suarez

Conclusión:
La terapia neural en éste estudio demostró ser un excelente tratamiento para distintos tipos de parálisis.

Bibliografía:
  • Libro de Enseñanza de la Terapia Neural según Huneke. Peter Dosch.
  • Terapia Neural según Huneke. Lorenz Fischer.
Volver